Monday, November 18, 2013

Soneto de amor XXI (21) Dos Versiones

1.
No me ocurre igual que a ese poeta
Que inspirándose en falsas hermosuras
Escoge por ornato el firmamento:
Compara a su beldad con cuanto es bello,
Y elabora símiles audaces
Con el sol, la luna y ricas gemas,
Con las flores de abril y las rarezas
En la esfera celeste atesoradas.
Si escribo enamorado, soy sincero,
Y creedme, no hay quien sobrepuje
A mi amor en belleza, aunque no brille
Cual las lámparas fijas en los cielos.
    Diga más quien guste hablar en vano,
    Pues yo no adularé lo que no vendo. 

2.
No me sucede lo que a aquel poeta
que versifica a una beldad pintada,
y al cielo mismo emplea como adorno,
midiendo cuánto es bello con su bella;
y en henchidas imágenes la acopla
al sol, la luna y a las gemas ricas
y a las flores de abril y a las rarezas
que el aire envuelve en este globo vasto.
Sincero amante, la verdad escribo.
Mi amor es tan gentil, podéis creerme,
como cualquier hijo de madre, y brilla
menos que las candelas celestiales.
   Dejad que digan más los habladores;
   yo no quiero ensalzar lo que no vendo.

No comments:

Post a Comment