Monday, November 25, 2013

Soneto de amor XLIX

A cuenta de este tiempo, si llegara,
en que te desazonen mis defectos,
y en que tu amor decida cuadrar caja
siguiendo la opinión de los expertos;
a cuenta de ese tiempo en que, al cruzarnos,
apenas me salude el sol de tu ojo,
y en que el amor, ahora tan cambiado,
encuentre razonable ser juicioso;
a cuenta de ese tiempo me atrinchero
en la certeza de mi parvedad
y empuño ya mi mano en mi desmedro
por no oponerme ti en el tribunal.
Por ley, pobre de mí, puedes dejarme
pues no tengo coartada para amarte.

No comments:

Post a Comment