Wednesday, November 27, 2013

Soneto de amor LXVI

Que venga ya la muerte: estoy cansado
de ver hecho un mendigo al que más vale,
y que el don nadie vista con boato,
y al cándido lo engañe el miserable,
y que el honor recaiga en el indigno,
y que el perfecto sufra la desdicha,
y la doncella se hunda en el ludibrio,
y al fuerte lo invaliden las intrigas,
y que la autoridad censure el arte,
y la locura cure lo sensato,
y tachen de simpleza a las verdades,
y viva el bien cautivo de lo malo.
Mas en la muerte no hallaré reposo
si, muerto yo, mi amor se queda solo.

No comments:

Post a Comment