Sunday, October 25, 2015

Soneto de amor CXXXVII (137)

Amor ciego, ¿qué hiciste con mis ojos 
Que miran y no ven lo que están viendo? 
Pues saben qué es lo bello, dónde hallarlo,
Más confunden lo peor y lo perfecto. 
Si los ojos, la vista adulterada, 
Echan anclas en pública bahía, 
Con esa distorsión ¿por qué forjaste 
Un señuelo que me ha torcido el juicio? 
¿Por qué mi corazón ha de creerse 
Dueño exclusivo de común terreno, 
O mis ojos negar lo que presencian 
Viendo bella una faz aborrecible? 
   El corazón, los ojos, han errado 
   Y hoy sufren esta peste de falsía. 

No comments:

Post a Comment