Sunday, October 25, 2015

Soneto de amor CXXXIV (134)

He admitido que él te pertenece 
Y quedo hipotecado a tu deseo; 
A mí mismo renuncio, esperanzado 
De que tú me devuelvas lo que es mío. 
Más no lo harás, ni él accedería, 
Pero tú eres codiciosa, y él amable; 
Por mi causa ha firmado una fianza 
Que ahora a tus arbitrios lo sujeta. 
Cobrarás cuanto rinda tu belleza, 
Usurera que todo usufructúas, 
Y entablarás un pleito por mis deudas 
A quien perdí en dudosas transacciones. 
Yo lo perdí, tú posees a ambos, 
Y aunque él salde la deuda me encadenas. 

No comments:

Post a Comment