Monday, October 26, 2015

Soneto de amor CXLVII (147)

Mi amor es como fiebre que delira 
Por el mal que agudiza el sufrimiento, 
Nutriéndose de cuanto el mal preserva 
Por aplacar deseos enfermizos. 
Mi razón, que en el trance me atendía,
Al ver su prescripción no respetada 
Me abandonó, furiosa, y desespero 
Pues deseo es muerte sin remedio. 
Soy enfermo sin cura ni cordura, 
Y presa de morbosas crispaciones. 
Desvarío en palabra y pensamiento 
Y en vano la verdad me habla al oído,
   Pues te he jurado bella, y mi luz clara, 
   Y negro infierno eres, noche oscura. 

No comments:

Post a Comment