Sunday, October 25, 2015

Soneto de amor CXXXI (131)

Tiránica, siendo como eres, 
Eres como quienes por ser bellas 
Son crueles. pues sé bien que no ignoras 
Que en mi pecho eres joya muy preciada. 
Y a fe que algunos dicen, al mirarte,
 Que nadie gemiría por tu rostro; 
Si a negar cuanto dicen no me atrevo 
A solas juro que ellos se equivocan, 
Y que no juro en vano mil gemidos 
Que exhalo por tu rostro lo atestiguan, 
Y agolpándose claman que lo negro 
Altísima belleza es a mi juicio. 
Eres negra tan sólo por tus actos, 
Y de allí que poseas negra fama.

No comments:

Post a Comment