Wednesday, February 25, 2015

Soneto de amor CXI (111)

Si me amas, reprocha a la fortuna, 
Diosa culpable de mis actos viles, 
No brindarme sino medios vulgares 
Que vulgares modales me enseñaron. 
Esa marca mi nombre lleva impresa, 
Y me tiñe igual que los colores 
Que impregnan la tez del tintorero. 
Compadéceme, ansía que yo cambie, 
Mientras yo, cual un paciente dócil 
Con sorbos de vinagre el mal combato: 
Ninguna amargura sabrá amarga 
Ni penitencia alguna rigurosa. 
Compadéceme, amigo, y te aseguro. 
Tu piedad bastará para curarme.  

No comments:

Post a Comment