Wednesday, February 25, 2015

Soneto de amor CIV (104)

Para mí, amigo mío, no envejeces 
Pues mis ojos han visto desde siempre 
Intacta tu belleza: tres inviernos 
Estragaron tres fértiles estíos 
Y tres veces fue otoño primavera; 
Si en tal decurso de las estaciones 
Tres fragancias de abril consumió junio, 
Tú preservas tu fresca lozanía. 
Mas tal como la aguja sigilosa 
Que las horas señala lentamente 
Acaso tu belleza, que veo inmóvil, 
Sufre cambios que mi ojo no percibe. 
Si es así, escucha, edad futura: 
La perfección murió y no habías nacido.

No comments:

Post a Comment