Thursday, December 5, 2013

Soneto de amor LXXXV

Mi Musa, por educación, se muerde
la lengua y calla mientras se compilan
elogios que te visten de oropeles
y frases que las otras Musas liman.
Lo que otros apalabran, yo lo pienso,
y digo, como un clérigo iletrado,
"Amén" ante esos himnos que el ingenio,
con refinada pluma, va lustrando.
"Pues claro, es cierto", digo si te alaban
y añado algún elogio de mi parte,
mas sólo en pensamiento, no en palagras,
que así mi amor irá siempre delante.
Si a otros por sus dichos los respetas,
a mí, por lo que pienso, que es mi letra.

No comments:

Post a Comment