Tuesday, March 3, 2015

Soneto de amor CXXII (122)

Tu regalo, tu agenda, está grabada 
Con trazo indeleble en mi memoria, 
Que sobrevivirá a este bien caduco 
Largo Tiempo, quizás hasta lo eterno, 
O al menos mientras corazón y mente 
Subsistan por obra de Natura. 
Mientras ambos no sean despojados 
del recuerdo de ti, no ha de perderse. 
Ese pobre registro abarca poco 
Y yo puedo guardar tu amor sin tarjas; 
Tuve pues la audacia de obsequiarla 
Por fiarme de agenda más precisa: 
Usar objetos para recordarte 
Sería abrir las puertas al olvido.

No comments:

Post a Comment